La famosa “cláusula suelo” y la devolución de los intereses.

¿Qué es?

La famosa cláusula suelo es un “pacto” o “negociado” que se introduce en la póliza que regula la hipoteca firmada entre el banco y el futuro deudor. Esta cláusula establece un interés mínimo de la hipoteca que el cliente deberá pagar -aunque el Euribor esté por debajo de esta-; normalmente el Euribor indica diariamente el tipo de interés que debe afectar a las hipotecas en la zona euro.

Esta cláusula suelo ha supuesto desde el año 2.013 hasta ahora, un duro golpe a todo hipotecado afectado por ella, pues manteniene los intereses entorno una media del 3’12%, mientras el Euribor se encuentra hasta llegar al 0’15% -la media en marzo del presente año ha sido del 0’212%.

Leer más

Lista Sexta, Pasaje y Seguridad Social: La injusticia en la jubilación anticipada.

La obligatoria inscripción de algunas embarcaciones de pasaje en la Lista Sexta tiene gravísimas consecuencias para marinos y empresarios náuticos.

La modificación de la ley sobre justicia universal, además de dejar libre a Jiang Zemin Li Peng (ex -presidente y ex- primer ministro de China, nada menos), dejó libre a varios narcos marinos. Una chapuza de ley según dicen los más expertos; pero, si hay chapuzas en estos asuntos tan grandilocuentes, ¿qué podemos esperar de la regulación náutica? La problemática que sufre la náutica de recreo no es solo respecto al famoso IEDMT (impuesto de matriculación), pues por cualquier lado en el que se observe, existen detalles que resolver.

Hoy hablaremos de la Lista Sexta.

Leer más

Analizamos la Ley de la Segunda Oportunidad

La crisis ha dejado a muchos ciudadanos sobreendeudados, incapaces de hacer borrón y cuenta nueva. Para poder pasar página el Gobierno ha aprobado una ley de segunda oportunidad.

La nueva ley de segunda oportunidad equipara el proceso concursal de una empresa al de una persona física. De este modo, particulares y autónomos que se hayan endeudado de buena fe, es decir, no de forma fraudulenta, pueden liquidar sus deudas con su patrimonio.

Se facilitará un acuerdo extrajudicial en el que se reorganizarán las cuentas pendientes y se fijará una fórmula de pago que durará como máximo cinco años. Una vez satisfecho, el resto de deudas pendientes quedan exoneradas. La deuda hipotecaria también está incluida en esta norma. Quedan exentas aquellos saldos pendientes con la Seguridad Social y Hacienda.

Está encaminado a beneficiar las personas sobreendeudadas permitiendo una renegociación justa y con igualdad de armas con sus acreedores, Entidades financieras, bancos, etc., modificando la actual Ley Concursal, permitiendo, en aquellos casos en los que la reestructuración de su deuda no sea posible, el que puedan “empezar de cero”, liquidando los activos de que disponga el deudor de una ordenada y cancelando completamente sus deudas.

Este “Beneficio de la exoneración del pasivo no satisfecho” se extienden a todo el mundo (sean empresarios o no), siempre y cuando se haya intentado alcanzar con los acreedores un acuerdo extrajudicial de pagos, y el deudor lo sea de buena fe.
El Real Decreto-Ley introduce un nuevo artículo 178.bis de la Ley Concursal, que regula el procedimiento y los efectos de la segunda oportunidad.

Los requisitos son:

• Que el deudor haya celebrado, o al menos intentado, un acuerdo extrajudicial de pagos. Esta normativa abre la posibilidad de negociar con los acreedores a los deudores, sean personas físicas, empresarios y pequeñas y medianas empresas, planteando quitas y esperas de hasta diez años.

• Caso de no llegarse a un acuerdo extraprocesal, se iniciará un procedimiento concursal “consecutivo” en el que se procederá a la liquidación de los bienes del deudor (si los tuviera), tras la cual el deudor podrá beneficiarse de la exoneración o condonación de las deudas no satisfechas, siempre que el concurso no haya sido declarado culpable, y haya pagado los créditos concursales (gastos del propio concurso) y los privilegiados (fundamentalmente hacienda y seguridad social).
Somos un despacho de abogados especializado en derecho bancario, fiscal y mercantil, con experiencia en la gestión de procedimientos concursales, situaciones de insolvencia y reestructuraciones de deudas, tanto para empresas como particulares, contando entre nuestros especialistas con abogados y economistas especializados en éstas materias.

Contacte con nosotros y le informamos gratuitamente y sin ningún compromiso.

Ya ha comenzado la campaña IRPF 2014

La campaña de la Renta 2014 se inicia el día 7 de abril y finaliza el 30 de junio de 2015.

Desde el 7 de abril, podremos solicitar el Borrador desde la web de la Agencia Tributaria y confirmarlo.

En caso de que la confirmación se haga por vía electrónica o telefónica, se podrá hacer desde el 7 de abril, hasta el 30 de junio de 2015. Si decidimos confirmar el borrador por otra vía como pueda ser la presencial (entidades colaboradoras, Comunidades Autónomas y oficinas Agencia Tributaria), tendremos que esperar hasta el lunes 11 de mayo.

Confirmación del borrador de la Declaración de la Renta a ingresar: si el importe de la Declaración de la Renta es a ingresar y queremos domiciliar el pago en cuenta, tendremos por fecha de presentación del IRPF del 7 de abril al 25 de junio de 2015.

Si queremos hacer la renta con el Programa PADRE 2014 y presentarla a través de Internet, lo podremos hacer en el plazo comprendido entre la salida del programa PADRE (fecha por determinar) y el 30 de Junio, ambos inclusive. En cambio, si utilizamos otras vías, como puede ser la presencial en las entidades colaboradoras, Comunidades Autónomas y oficinas de la AEAT, deberemos esperar hasta el 11 de Mayo.

Desde el 11 de Mayo, podremos solicitar cita previa con las oficinas de la Agencia Tributaria, donde se recibirá ayudar para confeccionar la declaración y presentarla de forma telemática.

Si el importe de nuestra declaración de la Renta nos sale a pagar y decidimos fraccionar el pago, pagaremos en el primer plazo el 60% de su importe (al presentar la declaración) y el segundo plazo se podrá prorrogar hasta el 5 de noviembre de 2015 dónde pagaremos el 40% restante de la deuda tributaria. El ingreso del segundo plazo de la declaración anual de 2014 si se fraccionó el pago, se podrá hacer hasta el jueves 5 de noviembre.

El plazo final para declaraciones de la renta con resultado a devolver o los que implican un ingreso sin domiciliación bancaria es el martes 30 de Junio del 2015.

Hay una serie de novedades que aconsejan la intervención de un profesional, como nuestro Despacho, para la confección de tu declaración sobre el impuesto de la Renta.
• Las nuevas deducciones en el IRPF para familias numerosas y personas con discapacidad.

Aunque nos resulten insuficientes, no podemos negar, que una de las grandes novedades, a los efectos prácticos de la actual reforma fiscal, son las nuevas deducciones fiscales en el IRPF para familias numerosas así como para familiares de personas con discapacidad, aplicable a partir del ejercicio 2015.

Dichos incentivos familiares se regulan en el nuevo artículo 81.bis de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) así como en el artículo 60.bis del Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, del Reglamento del Impuesto (tras la redacción dada por el reciente Real Decreto 1003/2014, de 5 de diciembre).

Como decimos, la correcta aplicación exige su conocimiento que, igualmente, resumimos abreviadamente a continuación:

• Se aplicará una deducción en la cuota diferencial del IRPF:

– Hasta 1.200€/anuales, por cada descendiente (hijos o nietos, básicamente) con discapacidad reconocida que diese derecho a la aplicación del mínimo por descendientes previsto en el artículo 58 de la Ley del IRPF.

– Hasta 1.200€/anuales, por cada ascendiente (padres o abuelos, básicamente) con discapacidad reconocida que diese derecho a la aplicación del mínimo por ascendientes previsto en el artículo 59 de la Ley del IRPF.

– Hasta 1.200€/anuales, por ser un ascendiente o, en su defecto un hermano huérfano de padre y madre, que forme parte de una familia numerosa conforme a la Ley 40/2003, de 18 de noviembre, de Protección a las Familias Numerosas.

En el caso de familias numerosas de categoría especial (5 o más hijos, o menos en caso de tener hijos con discapacidad), esta deducción será de hasta 2.400€/anuales.

Tras la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 1/2015, de 27 de febrero, se incorpora un nuevo supuesto:

• Hasta 1.200€/anuales, los casos de familias monoparentales con dos hijos: ascendiente separado legalmente o sin vínculo matrimonial con dos hijos por los que tenga derecho a la totalidad del mínimo familiar (es decir, que convivan en exclusiva con el progenitor) y que no tenga derecho a percibir anualidades por alimentos.

Cada una de las deducciones es autónoma y son acumulables entre sí. Por ejemplo, una familia numerosa en la que uno de los hijos es discapacitado y, además, convive con la familia el abuelo también con discapacidad y da derecho a la aplicación del mínimo por ascendientes. Por tanto, dicha familia podrá aplicar la deducción por descendientes (1.200€/año), la deducción por ascendiente (1.200€/año) y la deducción por familia numerosa (1.200€/año o el doble).

Por último, dichas deducciones son compatibles con la vigente deducción por maternidad que perciben actualmente las madres trabajadoras con hijos de 0 a 3 años.
Los beneficiarios podrán ser, en primer lugar, los contribuyentes que realicen una actividad por cuenta propia o ajena por la cual estén dados de alta en el correspondiente régimen de la Seguridad Social o mutualidad alternativa.

Recientemente, con la reforma del Real Decreto Ley 1/2015, de 27 de febrero, se han extendido el alcance de los beneficiarios, de tal manera que, también podrán acogerse los contribuyentes que perciban prestaciones del sistema público de protección de desempleo o pensiones de los regímenes públicos de previsión social o asimilados (mutualidades de previsión social de carácter alternativo).

En el supuesto de que dos o más contribuyentes tengan derecho a la aplicación de alguna de las anteriores deducciones respecto de un mismo descendiente, ascendiente o familia numerosa, su importe se prorrateará entre ellos por partes iguales.

A efectos del cómputo del número de meses para el cálculo del importe de la deducción (o del abono anticipado) se tendrán en cuenta las siguientes reglas:

• La determinación de la condición de familia numerosa y de la situación de discapacidad se realizará de acuerdo con su situación el último día de cada mes.

• El requisito de alta en la Seguridad Social o Mutualidad se entenderá cumplido cuando esta situación se produzca en cualquier día del mes. En el caso de ser perceptor de prestaciones públicas, se considerará cualquier día del mes en que se perciban las prestaciones.

Las deducciones se calcularán de forma proporcional al número de meses en que se cumplan de forma simultánea los requisitos de alta en la Seguridad Social (SS) y derecho a la aplicación del mínimo personal o familiar correspondiente (es decir, pertenecer y convivir con la persona discapacitada y/o pertenecer a una familia numerosa).

La cuantía a deducir tendrá como límite para cada una de las modalidades, las cotizaciones y cuotas totales a la SS y Mutualidades devengadas en cada período impositivo. Este límite no operará en el caso de los perceptores de pensiones públicas o alternativas.

No obstante, si tuviera derecho a la deducción por convivir con familiar con discapacidad respecto de varios ascendientes y/o descendientes, el citado límite se aplicará de forma independiente respecto de cada uno de ellos.

Asimismo, a los efectos del cálculo de este límite se computarán las cotizaciones y cuotas por sus importes íntegros, sin tomar en consideración las bonificaciones que pudieran corresponder.

Esta deducción desaparecerá cuando dos o más contribuyentes (por ejemplo, los padres) tengan derecho a la aplicación de alguna de las anteriores deducciones respecto de un mismo descendiente, ascendiente o familia numerosa, se podrá ceder el derecho a la deducción a uno de ellos.

En este caso, se aplicarán las siguientes reglas especiales:

• El importe de la deducción no se prorrateará entre ellos sino que se aplicará de forma íntegra por el contribuyente beneficiario.

• Se computarán los meses en que cualquiera de los contribuyentes que tuvieran derecho a la deducción cumpla los requisitos exigidos.

• Se tendrán en cuenta de forma conjunta las cotizaciones y cuotas totales a la Seguridad Social y Mutualidades de todos los contribuyentes con derecho a la deducción.

• Los importes que, en su caso, se hubieran percibido anticipadamente, se considerarán obtenidos por el contribuyente beneficiario.

Cuando se hubiera optado por la percepción anticipada de la deducción presentando una solicitud colectiva, se entenderá cedido el derecho a la deducción en favor del primer solicitante. En los restantes casos, se entenderá cedido el derecho a la deducción en favor del contribuyente que aplique la deducción en su declaración, debiendo constar esta circunstancia en la declaración de todos los contribuyentes que tuvieran derecho a la deducción (salvo que el cedente sea un no obligado a declarar, en cuyo caso tal cesión se deberá comunicar de forma expresa mediante el modelo 143).

Existe la posibilidad de recibir el abono de forma anticipada, toda vez que la normativa prevé que, de forma opcional y en determinados supuestos, será posible solicitar beneficiarse de dicho incentivo mediante el abono de las deducciones de forma anticipada, como si de una renta mensual se tratase.

Esta modalidad alternativa, obviamente, supone la incompatibilidad con la minoración de la cuota diferencial del IRPF. Es decir, el contribuyente deberá escoger entre:

• la deducción en la cuota diferencial del Impuesto (que se aplicará y reflejará en la correspondiente declaración de la Renta), o

• el abono (mensual) de la deducción.

En cualquier caso, para beneficiarse de dicho abono de forma anticipada, será preciso y exigible que el contribuyente lo solicite expresamente. Si bien la Orden Ministerial prevé que no sea preciso aportar documentación adicional alguna, sería recomendable que los solicitantes dispongan con la documentación acreditativa necesaria:

• Título de familia numerosa y/o

• Certificado de discapacidad del ascendiente o descendiente.

Asimismo, deberá efectuarse una solicitud por cada una de las deducciones o por cada uno de los ascendientes o descendientes a que tenga derecho el contribuyente.

Sólo lo podrán solicitar el abono mensual, aquellos contribuyentes con derecho a estas deducciones que estén dados de alta en la Seguridad Social o Mutualidad equivalente y coticen los plazos mínimos que a continuación se indican:

•Trabajadores con contrato de trabajo a jornada completa, en alta durante al menos 15 días de cada mes en el Régimen General o en los Regímenes especiales de la Minería del Carbón y de los Trabajadores del Mar.

•Trabajadores con contrato de trabajo a tiempo parcial cuya jornada laboral sea de, al menos, el 50% de la jornada ordinaria, en cómputo mensual, y se encuentren en alta durante todo el mes en los regímenes antes citados.

•En el caso de trabajadores por cuenta ajena en alta en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios incluidos en el Régimen General de la Seguridad Social cuando se hubiera optado por bases diarias de cotización, que realicen, al menos, 10 jornadas reales en dicho período.

•Trabajadores incluidos en los restantes Regímenes Especiales (autónomos, empleadas de hogar, etc.) o mutualistas de las respectivas mutualidades alternativas a la Seguridad Social que se encuentren en alta durante, al menos, 15 días en el mes.

Por tanto, existen supuestos en que, aun teniendo derecho a la deducción en cuota, no podrán solicitar el abono mensual, básicamente, por razón de tener cotizaciones bajas o insuficientes.

Asimismo, recientemente, tras la modificación del Real Decreto-Ley 1/2015, se faculta a que también perciban anticipadamente la deducción, los contribuyentes que perciban prestaciones públicas y asimiladas.

La solicitud de este abono mensual se presentará ante la Agencia Tributaria, empleando para ello el futuro modelo 143, por cada contribuyente con derecho a deducción.

En el caso del periodo 2015, excepcionalmente, para presentar las solicitudes de abono anticipado, el plazo de presentación se inicie el próximo 7 de enero (vía telemática) o el 3 de febrero (vía solicitud en papel).

La solicitud podrá presentarse individualmente (cada contribuyente con derecho a las deducciones) o de forma colectiva (una única solicitud para todos los contribuyentes que pudieran tener derecho a la deducción respecto de un mismo ascendiente, descendiente o familia numerosa).

En caso de solicitud individual, se abonará al solicitante la cantidad que resulte de dividir el importe que proceda entre el número de contribuyentes con derecho a la aplicación de las deducciones (es decir, si lo hubiesen solicitado ambos padres, se dividirá o fraccionará la deducción y el abono mensual).

En caso de efectuarse una solicitud colectiva, el abono se realizará a quien figure como primer solicitante.

Cada mes de enero se podrá modificar la modalidad de solicitud respecto de cada una de las deducciones.

Tanto los solicitantes como los descendientes o ascendientes con discapacidad que se relacionen en la solicitud deberán disponer de N.I.F.

Los contribuyentes con derecho al abono anticipado están obligados a comunicar a la Administración tributaria cualquier variación que afecten a su abono anticipado, así como cuando, por alguna causa o circunstancia sobrevenida, incumplan alguno de los requisitos para su percepción: rupturas familiares, fallecimientos, baja de la Seguridad Social, etc.

Dichas variaciones deberán notificarse mediante el citado modelo 143 en el plazo de los 15 días naturales siguientes a aquel en que se hubiera producido la variación o incumplimiento de los requisitos.

Cuando el importe de las deducciones no se corresponda con la cuantía del abono anticipado, el exceso percibido se regularizará en la oportuna declaración de la Renta.

En el supuesto de contribuyentes no obligados a declarar, tal regularización deberá efectuarse mediante procedimiento específico.

Con carácter general, será exigible interés de demora por las cantidades percibidas indebidamente y, en su caso, podrían derivarse sanciones tributarias. No obstante, cuando se obtenga un abono indebido por causa no imputable al contribuyente, la norma prevé que no se exijan intereses de demora.

* * * * *

NOTA.- El presente informe ha sido elaborado con carácter meramente informativo y con la intención de ayudar y colaborar con las familias a que se acojan a los beneficios fiscales aquí señalados. Por teléfono no damos respuesta ni atendemos situaciones particulares de nuestros lectores. Por tanto, si desean mayor información y concreción, rogamos que se pongan en contacto con un profesional especializado de su confianza o con la propia Agencia Tributaria.
Contacte con nosotros y le informamos sin ningún compromiso.  Tambien puede plantear su caso a través de nuestra pág. web y le llamaremos para ofrecerle la solución mas adecuada a su situación.

Daños y perjuicios causados en accidentes de circulación

El Consejo de Ministros ha aprobado un Proyecto de Ley que reforma el sistema de valoración de daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de tráfico. Esta reforma, que actualiza un sistema vigente desde 1995, es fruto de un acuerdo entre las dos partes afectadas: las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico y la representación de las entidades aseguradoras, según un comunicado del Ministerio de Justicia.

Entre los colectivos que han aportado sugerencias durante la elaboración del Proyecto de Ley se encuentran el CERMI, Federación Española de Daño Cerebral, Asociación de Lesionados Medulares y Grandes Discapacitados Físicos, Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal, Asociación de Prevención de Accidentes de Tráfico y STOP ACCIDENTES, además de la Fiscalía de Sala Coordinadora de Seguridad Vial y numerosos facultativos sanitarios expertos en patologías provocadas por accidentes de tráfico.

El nuevo texto actualiza la norma potenciando los acuerdos extrajudiciales.

En términos generales, la nueva ley permite incrementar la protección a las víctimas de accidentes de circulación mediante la garantía de una indemnización suficiente. Mejora el tratamiento resarcitorio de los perjudicados por los accidentes de tráfico y establece un sistema indemnizatorio activo, actualizado y adaptado a la realidad.

El sistema también afecta a la sanidad pública porque las aseguradoras indemnizarán a los servicios públicos de salud de las diferentes Comunidades Autónomas los gastos derivados de nuevos perjuicios cubiertos, como los importes médicos futuros, ciertos gastos de rehabilitación o necesidades de recambio de prótesis de lesionados graves.

Modificación de los daños patrimoniales

En relación con el tratamiento de los daños patrimoniales, la nueva norma clarifica y regula con detalle las medidas de resarcimiento en concepto de gastos. También se racionaliza el método decálculo del lucro cesante (pérdida de ganancia legítima por parte de la víctima).

De esta manera, en los supuestos de fallecimiento, consigue una mejora de la percepción de las indemnizaciones mediante su individualización, teniendo en cuenta las nuevas estructuras familiares. También distingue entre ‘perjuicio patrimonial básico’ o gastos razonables derivados del fallecimiento, -compensados con una cantidad mínima de 400 euros-, y los ‘gastos específicos’, que incluyen el traslado del fallecido, repatriación, entierro y funeral.

En los supuestos de secuelas, refuerza especialmente la reparación del gran lesionado que queda con discapacidades que requieren de apoyos intensos para su autonomía personal, indemnizando los perjuicios y los daños emergentes relacionados con las diferentes partidas de gastos asistenciales futuros. Revisa, además, el baremo médico de secuelas para adaptarlo al estado actual de la ciencia.

En relación a las lesiones temporales, la norma distingue entre ‘gastos de asistencia sanitaria’y otros ‘gastos diversos resarcibles’, es decir, todos aquellos gastos necesarios y razonables que genere la lesión en el desarrollo ordinario de la vida diaria del lesionado, como por ejemplo: el incremento de costes de movilidad del lesionado, los desplazamientos de familiares para atenderle, gastos para atender a los familiares menores o especialmente vulnerables de los que se ocupaba el lesionado, etc…

En la valoración del lucro cesante (pérdida de ganancia legítima por parte de la víctima), se sustituye el sistema actual por otro modelo procedente del ámbito de los seguros que determinará la indemnización correspondiente. Contempla los ingresos netos de la víctima, pero también valora el trabajo no remunerado, como las tareas del hogar o la pérdida de capacidad de trabajo futura de menores y estudiantes. Además, se introduce un coeficiente específico para cada perjudicado que combina factores diversos, como la duración del perjuicio, el riesgo de fallecimiento del perjudicado y la deducción de las pensiones públicas, entre otros.

Perjuicios extra-patrimoniales

El Proyecto de Ley incluye como novedad en este apartado la reestructuración del perjuicio personal básico en las indemnizaciones por causa de muerte y de su relación con los perjuicios particulares, que ahora se amplían. Así, la nueva norma configura los perjudicados en accidentes de tráfico en cinco categorías autónomas (cónyuge, ascendientes, descendientes, hermanos y allegados). Considera que estos sufren siempre un perjuicio resarcible y de la misma cuantía, con independencia de que concurran o no con otras categorías de perjudicados.

Modificación de indemnizaciones

Respecto a la media del periodo 2005 a 2011, según los daños causados en cada accidente de circulación, las indemnizaciones correspondientes se modifican de la siguiente manera:

– Indemnizaciones por muerte: se incrementan un 50% de media.

– Indemnizaciones por secuelas: se incrementan un 35% de media.

El criterio de actualización anual del sistema indemnizatorio se establece en relación al índice de revalorización de las pensiones previsto en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, por ser el que más se aproxima a sus principios y características.

Por último, la ley establece la creación de una Comisión de Seguimiento del Sistema de Valoración, de la que formarán parte también las asociaciones de víctimas y las entidades aseguradoras, con el objeto de analizar su puesta en marcha, sus repercusiones jurídicas y económicas y el sistema de actualización, pudiendo hacer sugerencias y promover modificaciones al mismo para la mejora del sistema.

El Ministerio de Justicia prevé que el Proyecto de Ley esté aprobado por las Cortes en este periodo de sesiones.

Ejemplos

Accidentes

1) Doctora, mujer médico otorrinolaringóloga, de renta de más de 60.000 Eur/año. Sufre amputación parcial de la pierna.

Baremo actual: 350.000 Euros (máximo).

Futuro baremo: 750.000 Euros (Máximo. Incluyendo nuevos conceptos: lucro cesante, gastos sanitarios futuros, etc.)

Diferencia: + 400.000 Euros

Porcentaje diferencia: +114 %

2) Bebé de un año queda tetrapléjico.

Baremo actual: 1.300.000 Euros (máximo)

Futuro baremo: 3.500.000 Euros (Máximo. Incluyendo nuevos conceptos: PÉRDIDA DE CALIDAD DE VIDA, tercera persona, readaptación de la vivienda, lucro cesante, gastos sanitarios futuros, etc.)

Diferencia: + 2.200.000 Euros

Porcentaje diferencia: + 169%

3) Atropello a 1 peatón de 21 años de edad, con antecedentes psiquiátricos.

Sufre diversas fracturas y la amputación parcial de la pierna izquierda.

Baremo actual: 1.361.974,47 Euros

Futuro baremo: 1.554.845,72 Euros

Diferencia: + 192.871,25 Euros

Porcentaje diferencia: + 15%

Fallecimientos

1) Fallece oficinista de 32 años, casada hace 5 años con cónyuge de 35 años, con ingresos netos de 16.800 Euros con una hija de 2 años. Solo madre y sin hermanos.

Baremo actual: 192.203 Euros

Futuro baremo: 342.037 Euros

Diferencia: + 149.834 Euros

Porcentaje diferencia: + 78%

2) Fallece padre de familia de 40 años, con ingresos netos de 38.000 Euros. Deja viuda de 30, un hijo de 3, otro de 6 y otro de 12. Deja padre y hermano (no dependientes económicamente ni convivientes)

Baremo actual: 335.519,31 Euros

Futuro baremo: 671.480,94 Euros

Diferencia: + 335.961,63* Euros

Porcentaje diferencia: +100,13%.

* En concreto cada uno de los hijos menores multiplica por 2,8 la indemnización actual.